Leche de Almendras, ¿es realmente tan saludable?


leche-de-almendras-1

Los beneficios de consumir almendras son muchos y muy importantes:

  •  son una excelente fuente de proteína y, de los frutos secos, son las que contienen el más alto contenido de proteína (1g/almendra)
  • son una excelente fuente de grasas saludables y antioxidantes
  • contienen la mayor cantidad de fibra
  • son ricas en vitamina E
  • son grandiosas para ayudar a la pérdida de peso
  • pueden ayudar a regular los niveles de azúcar
  • pueden ayudar a reducir el colesterol malo (LDL)
  • pueden ayudar a disminuir la resistencia a la insulina
  • incluso pueden ayudar a salvaguardar los intestinos, ya que según estudios, se encontró que las almendras aumentan los niveles de bacteria buena lo que refuerza el sistema inmunológico del cuerpo.

Por todo anterior, tomar leche de almendras parecería ser una muy buena decisión, ya que contiene todos los beneficios que las almendras ofrecen, pero en forma de bebida.

Sin embargo no es tan saludable como parecería, especialmente en las variedades que encontramos en las tiendas, las cuales no son más que una combinación de almendras, agua, edulcorantes (azúcar)  aglutinantes (carragenina), y luego enriquecida con nutrientes tales como vitaminas A, E y D, y el problema aquí es que la leche de almendras comercial contiene muy pocas almendras, es principalmente agua, azúcares agregados y, para hacerla con valor nutricional, le agregan un puñado de vitaminas, es decir que casi, casi, no es más que un vaso con agua y un multi-vitamínico, y además, una agua con vitaminas muy costosa.

Y ustedes dirán, ¿que hay de malo con las vitaminas?, en realidad nada, solo que llega un momento en que nos estamos sobrevitaminando por todos lados sin darnos cuenta y esto también presenta problemas serios a la salud cuando se hace en exceso, especialmente en el caso de las vitaminas A, E y D, que son liposolubles, y al consumirlas en exceso, el organismo ya no las desecha adecuadamente y se van acumulando en los tejidos, volviéndose tóxicas para nosotros.

Aditivos en la leche de almendras 

La leche de almendras es deliciosa, y si bien es cierto que lo más fácil sería ir a la tienda y comprarla (yo lo hice hasta hace relativamente poco), no hay nada mejor y más gratificante que hacerla nosotros mismos, porque así sabemos exactamente los ingredientes que contiene, además de que es bien fácil de hacer.

Pero cuando bebemos las marcas comerciales, también estamos consumiendo todos los aditivos que le agregan a esta lechada para que tenga un mejor sabor y, desde luego, para que se conserve por más tiempo en los anaqueles de la tienda y, definitivamente, todos esos aditivos para nada le agregan valor nutricional a nuestra leche de almendras, porque aunque es cierto que estoy tomando las almendras licuadas en agua, caí en la cuenta de que también es cierto que estoy tomando todos esos aditivos, y no estoy segura de los efectos que puedan tener en mi salud a largo y corto plazo, así que decidí dejar de ser floja y comenzar a hacer mi propia leche de almendras casera y que, por cierto, es super fácil de preparar.

Hace ya algunos meses me dí a la tarea de hacerla yo misma, pero lo dejé de hacer por conveniencia: como ama de casa y mamá que trabaja fuera del hogar y con todas las cosas que tiene un que hacer cada día, pues era mas fácil ir a la tienda por el cartón de leche de almendras y listo.

Yo sé que siempre salgo con la misma canción, pero no puedo enfatizar lo suficiente que no todo lo que está en los anaqueles de las tiendas, por el hecho de ya estar ahí, quiere decir que ya son seguros y saludables para consumir.

La marca de la leche de almendras que yo solía comprar contenía un ingrediente llamado carragenina, además de otros aditivos (los que todavía se agregan a muchos alimentos), y después noté que lo removieron, y este ingrediente lo que hace es darle cuerpo y consistencia sedosa y pesada a la leche y hace que los ingredientes no se separen, algo que no pasa cuando la preparan en casa, ya que a la que nosotros hacemos, la tienen que agitar bien antes de servirla, y esto es por la separación natural del agua y las partículas de almendras suspendidas.

¿Qué es la carragenina?

La carragenina es un aditivo que tiene muchos usos en la medicina convencional y como aditivo en la comida. La carragenina se obtiene de las algas rojas (seaweed) y es procesada a través de un procedimiento alcalino que dá como resultado lo que muchos consideran ser un ingrediente alimentario “natural” y que se utiliza en muchos de los productos orgánicos y no orgánicos que consumimos, y que creemos que son muy saludables:

  • leche de almendras
  • leche de soja
  • leche de coco
  • yogures
  • tofu
  • fórmula para bebés
  • pasta de dientes

Como aditivo alimenticio, la carragenina no le agrega valor nutricional o sabor a los alimentos, pero su estructura química la hacen excepcionalmente útil como aglutinante, agente para espesar y estabilizador en una amplia variedad de alimentos y productos sanitarios, como la pasta de dientes.

Existe mucha controversia entre sí la carragenina es segura o no para consumirla.

Y en realidad existen muchas investigaciones y defensores de la salud que insisten en que la carragenina es muy peligrosa y que puede causar desde inflamación y úlceras, hasta defectos en fetos, y cáncer colorectal y del hígado, está de dar miedo, ¿verdad?

Pero mientras deciden si este ingrediente es seguro o no para consumir, pues mejor no arriesgarse.

Leche de Almendras, mejor hacerla en casa

img_1828

La leche de almendras es muy sabrosa, pero si hablamos de su valor nutricional, realmente no aporta mucho, como podría pensarse, ya que la leche de almendras es básicamente mucha agua con unas cuantas almendras licuadas y posteriormente coladas para darle una consistencia líquida, y al colarla, es despojada de todo su valor nutricional.

Sería mucho mejor comer un puñado de almendras, de donde vamos a obtener proteína, vitaminas, grasas saludables y carbohidratos, todo en ese pequeño ovalo cargado de nutrición.

Pero aunque tomar leche de almendras no aporta mucho valor nutricional, tampoco se podría decir que no es saludable tomarla.

Así que si a ustedes les gusta la leche de almendras, como a mi, es mejor hacerla nosotros mismos.

Y si deciden hacerla, en mi opinión, sería buena idea que le dejasen toda la pulpa, y agitar bien antes de servirla en un vaso.

Otra manera de ingerir esta pulpa seria guardarla aparte y agregarla en los licuados con fruta, y así obtener todos los beneficios que las almendras ofrecen.

Pero como sea que  la tomemos, es una bebida muy sabrosa. Así que si se deciden a hacer la prueba, aquí les dejo la receta, la verdad vale la pena, pero ni tanta pena, ya que es muy fácil de hacer.

Ya luego me comentan que les pareció.

¡A su salud!

REFERENCIAS;

http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/08/05/leche-de-almendras.aspx

http://www.motherjones.com/tom-philpott/2014/07/lay-off-almond-milk-ignorant-hipsters

Anuncios