Belleza·Comida·Nutrición·Salud

Cómo bajar de peso saludablemente


El hablar de perder peso y deshacerse de esa grasa corporal extra, es un tema difícil y un poco polémico, primero, porque a nadie nos gusta que nos digan que estamos gordos y, segundo, porque el estar gordo o gorda no siempre tiene que ver con estilos de vida sedentarios y mala alimentación (aunque la  mayoría de las veces si es así), sino que muchas veces tiene que ver con problemas de salud o con medicamentos que ocasionan que la gente suba de peso o se inflame, y esto, por supuesto, toca fibras muy sensibles, especialmente en nosotras las mujeres.

Me ha llamado mucho la atención algunas publicaciones que la gente comparte en facebook, en donde les dicen cómo perder peso rápido y deshacerse de toda esa grasa corporal indeseable, y de una manera casi milagrosa. Dietas, ¿cuál es la mejor?

“Toma esta bebida antes de ir a la cama y pierde peso mientras duermes…..”

“Toma esta bebida en ayunas y perderás toda esa grasa abdominal…..”

“Has este tratamiento con bicarbonato de sodio para perder peso……”

“No estás gordo(a), es tu colón que está inflamado (entiéndase, lleno de desechos que no pueden salir)……”

“Bebida para desintoxicar……”

Etcétera, etcétera.

No se si recuerdan hace algunos años cuando estuvo muy de moda la milagrosa alcachofa, en donde hasta hubo casos de muertes en mujeres, que por estar tomando estos suplementos milagrosos, perdieron su vida en aras de lucir un cuerpo bello y esbelto. Recuerden: las fotos de portada de revista y los anuncios de esos suplementos vitamínicos y de proteínas en polvo, donde vemos a muchachas con cuerpos bellos, fuertes y definidos, es solo eso, anuncios que lo que buscan es crear un impacto (y lo logran), para que vayamos a la tienda a comprar esos productos; esto es la mercadotecnia. Y sinceramente no hay nada de malo en usar estos métodos para vender sus productos, aquí lo malo es que creamos que por el solo hecho de tomarlos ya vamos a lucir como esas mujeres. Ellas son modelos y de eso viven, y desde luego ellas tienen un régimen de ejercicios y alimentación que les permite verse como se ven.

Si lo que buscan es tener un cuerpo de modelo, esbelto, fuerte y definido, es necesario trabajar, y muy duro, no solamente tomar licuados y después sentarse a ver la televisión. Ustedes tienen que ejercitarse, tienen que tener una alimentación integral balanceada, y realmente tomar las riendas de su salud en sus manos. Si solamente están sentadas o sentados viendo televisión mientras se beben su licuado o beben su agua con jugo de limón, o mientras duermen, no lo van a conseguir.

Antes que nada, esta es mi Renuncia de Responsabilidad: “Yo nunca he tratado alguno de esos métodos para perder peso, así que no les puedo decir si funcionan o no, pero también tengo que decirles que no pienso hacerlo”

Aunque es posible que si puedan funcionar, en realidad mucho de lo que van a perder haciendo estos protocolos, es peso de agua. El perder peso, y aquí hablo en el estricto sentido de perder grasa que se ha almacenado en los lugares menos deseados, no es una cura milagrosa, ni de un día para otro.

Si nosotros hemos acumulado un peso que nos hace sentir poco atractivos y que además nos pone en riesgo de enfermedades, no es algo que pasó de la noche a la mañana. El sobrepeso u obesidad son situaciones que requirieron de años de malos hábitos, así que buscar soluciones fáciles es una ilusión, y es, de hecho, muy peligroso, si es que tienen un sobrepeso excesivo.

Y no crean que no entiendo, yo he estado ahí, y es muy frustrante sentir que, hagas lo que hagas, parece que todo ese sobrepeso no se mueve ni un kilito abajo. Pero tenemos que estar conscientes de que no existen píldoras que lo curan todo, ni soluciones o pócimas mágicas que nos van a ayudar a remover todo ese peso mientras dormimos, o en una semana o en un mes. Si para subir todo ese peso tuvieron que pasar años, es lógico pensar que necesitamos otros tantos para volver a un peso saludable.

Pero no se descorazonen, es totalmente realizable, sin embargo, vamos a necesitar algo más que vasos de agua tibia con jugo de limón en ayunas por las mañanas, o algo más que tomar una bebida antes de irnos a dormir para al día siguiente estar más flacas. La cosa no es así, y aunque el jugo de limón con agua tibia en ayunas me encanta, como un alcalinizador y detoxificante natural, no es eso lo que hará que me ponga flaquita.

Y aquí viene la parte que a lo mejor no les va a gustar: para bajar de peso y deshacernos de grasa corporal que está de más, hay que trabajar y muy duro.

Que cuesta mucho esfuerzo, claro que si, especialmente después de un día de trabajo en el que llegamos muy cansados a casa, pues quien va a tener ganas de ponerse a hacer ejercicio, o de levantarse de ese sillón tan cómodo, pero si de verdad quieren conseguir resultados efectivos y duraderos, hay que poner “piel en el juego”, empezando por comer comida integral y saludable, y haciendo una rutina de ejercicios, todos los días o 3-4 días a la semana, no hay de otra, y no vayan a empezar que con que en el trabajo caminan mucho y suben y bajan escaleras, o cualquier otro trabajo que les demande mucho físicamente, y aunque si bien es cierto que si estamos quemando calorías, recuerden que el trabajo desgasta nuestro cuerpo, pero ejercicio lo construye.

SI todo lo anterior es demasiado, comiencen con pasos sencillos, el solo hecho de empezar a hacer cambios pequeños en su alimentación ya es un gran paso hacia adelante, como lo dije en La comida es tu medicina, si hacen un cambio importante cada semana en su alimentación, a la vuelta de una año ya tendrán 52 cambios que habrán impactado de una manera positiva su salud.

Y en cuanto a una rutina de ejercicios, empiecen por caminar, aunque sea 10 minutos al día la primera semana, y cada semana vayan aumentando diez minutos, hasta que logren aguantar un ritmo en el que puedan caminar de 30 a 45 minutos diarios.

Pero esto solo es ejercicio aeróbico, y por supuesto muy importante para una excelente salud cardiovascular, sin embargo es muy importante también hacer ejercicios de resistencia, especialmente si ya no somos unos chamacos, ya que al llegar a cierta edad, tanto hombre como mujeres, empezamos a perder masa muscular, en las mujeres, principalmente después de la menopausia. ¿Han oido hablar de las alas de murciélago? ¡Exactamente mi punto! Y para evitar esto, necesitamos hacer ejercicios de resistencia que nos permitan mantener los músculos en su lugar, y tener una ingesta adecuada de proteína de buena calidad. Pero de la importancia del consumo de proteína de buena calidad les hablaré en otra de mis publicaciones.

Además, ¿sabían que cuando involucramos los músculos de nuestros cuerpos haciendo estos ejercicios de resistencia, vamos a perder peso de una manera más efectiva que cuando solamente hacemos ejercicios aeróbicos?

¿Por qué?, pues porque el entrenamiento con pesas es mas efectivo que el cardiovascular en construir músculo.

Con los ejercicios cardiovasculares quemamos más calorías al momento, pero con el entrenamiento con pesas, al estar utilizando una mayor cantidad de los músculos en nuestro cuerpo para lograr el ejercicio, estamos quemando más calorías, aun cuando estamos descansando, y esto trabaja como si tuviéramos nuestra propia máquina de quemar calorías ya instalada en nuestro cuerpo, es decir, mayor cantidad de músculo sin grasa en nuestro cuerpo, mayor cantidad de quema de calorías.


Por lo pronto, solamente dejarles con este pensamiento: bajar de peso es importante, especialmente cuando nos pone en riesgo de problemas serios de salud, pero el bajar de peso solo por el hecho de lucir muy “bonitos y bonitas”, no debería de ser nuestra única motivación, sino que tener en mente que al perder esos kilos de más, nosotros vamos a reducir el riesgo de enfermedades muy peligrosas tales como:

  • alta presión
  • diabetes tipo 2
  • enfermedades del corazón
  • niveles altos de colesterol y triglicéridos
  • algunos cánceres
  • enfermedades de la vesícula,
  • problemas respiratorios (asma, apnea del sueño),
  • enfermedades mentales (depresión, ansiedad, etc)
  • dolor corporal (articulaciones y músculos) y dificultad de funcionar físicamente (problemas de flexibilidad, energía, etc.)
  • baja calidad de vida en general

Depresión

Y créanme cuando les digo que si lo entienden desde este punto de vista, su perspectiva va a cambiar y se sentirán más motivados a moverse y a hacer cambios radicales que les ayuden a mejorar significativamente la calidad de su vida, y cuando empiecen a ver resultados, no van a querer parar de hacerlo, porque además de verse físicamente bien, se van a sentir mucho mejor, con más energía, fuerza y flexibilidad que ustedes antes pensarían que no podrían tener.

Lo único aquí es deshacerse de las barreras mentales que les dicen: “¡Es que no puedo, que difícil!” cambien a un : “Estoy batallando, pero lo voy a lograr”

Todo es posible.

¡A su salud!

REFERENCIAS:

https://www.cdc.gov/obesity/adult/causes.html

https://www.healthline.com/nutrition/cardio-vs-weights-for-weight-loss#section1

https://www.bodybuilding.com/content/fat-loss-training-wars.html

https://cellucor.com/blogs/training/weights-vs-cardio-calories-burned

https://experiencelife.com/article/lift-to-lose-weight/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.